Cinco maravillosas posiciones sexuales

Olvídate de la carretilla y de la mariposa que son tan comunes. Inicia el año con una buena follada y agrega más posiciones a tu repertorio. Cambiar un poco las cosas no es malo. Tampoco le hace daño a nadie. Si estás buscando un nuevo estilo para obtener placer, intenta estas sensacionales posiciones sexuales.

Usar los hombros como apoyo para llegar al punto G

Si quieres sentir una penetración profunda, échate de espaldas. Haz que tu pareja se arrodille frente a ti. Coloca tus tobillos y luego tus rodillas sobre sus hombros. Esta posición permitirá una penetración profunda. Es porque tu pareja te sostendrá con facilidad. El estilo necesita balance y flexibilidad para que llegues al punto G.

De perrito en la esquina

Hay dos formas de hacer esto. En especial si deseas penetración vaginal profunda. Una forma es poniéndose en cuarto de la esquina de la cama. Tus rodillas deberían estar separadas. Para penetración intensa, deja caer tu trasera para estar al mismo nivel que te pareja. Otra forma es parándose al borde de la cama con las piernas apoyadas a los lados de la esquina. Inclínate en la cama y deja que él te penetre desde atrás. El placer será insoportable.

Couple, Naked, Man, Woman, Love, Sex

Sentarse en la cara

Si el sexo oral es lo tuyo, este estilo te va a encantar. Funciona tanto para vulvas como para penes. Tú o él se acuestan mientras que el otro recibe un oral al montar al otro. Deberían estar en constante comunicación. También, presta atención a los aspectos visuales para estimar que tanto puede soportar quien se siente en la cara.

Perrito plano

Este estilo es una variación del perrito normal. Ambos deben estar en una posición similar a la del perrito. Pero ambos deben acostarse hasta quedar casi planos en la cama. Además, puedes usar tus manos para estimular el clítoris de ella. Esto le dará el mejor orgasmo de todos. 

Saltacabrilla

Este estilo es parecido al perrito en el que te acuestas en el pecho de tu pareja. El saltacabrilla requiere atar las muñecas a los tobillos. En este punto, tu o tu pareja no tendrán opción más que rendirse al mayor placer. Este estilo es versátil también. Puedes voltear a tu lado o hacia atrás sin soltar si te cansas. 

Así lo tienes. El sexo no tiene que ser aburrido con un solo estilo. Intenta estos y si te gustan, no pares de experimentar.